Cuando se cumplen 5 meses de la guerra.   

«Paz para Ucrania», es lo que han deseado las familias  valencianas de acogida,  niños y niñas ucranianos, monitores y voluntarios de la Fundación  Juntos Por la Vida, en  el encuentro que han celebrado este domingo 24 de Julio, coincidiendo con  la fecha en  que se cumplen 5 meses de la invasión rusa a Ucrania. 

Y lo han hecho  con un canto por la Paz, el himno de Ucrania,  todos juntos, frente a un mural  en el que se han ido plasmando las huellas de las manos en los colores azul y amarillo, los de la bandera de ucraniana, con las palabras Paz para Ucrania.

Esta jornada de  convivencia y reconocimiento que ha querido celebrar  Juntos por la Vida,  ha sido en  el colegio San Vicente Ferrer, de la localidad valenciana de San Antonio de Benagéber donde se está desarrollando el campamento de verano «Campus por la  Paz» con cerca de 50 niños y niñas ucranianos que llegaron hace dos semanas. Han acudido  también la mayoría de los 50 menores  ucranianos y sus familias de acogida de la Comunidad Valenciana  que llegaron también a principios de Julio. Todos ellos proceden de zonas conflictivas y bombardeadas  de Ucrania, y han venido dentro del programa especial que ha organizado la Fundación Juntos Por la Vida para este verano con motivo de la guerra. 

Más de 200 personas, entre adultos y menores, han acudido  a este encuentro  en el que ha habido juegos, actividades, también  paella para todos ofrecida por Paellas por la Paz,  y un gran mural colaborativo donde se han dejado las huellas de las manos y los deseos de paz.  Finalizaba de forma muy emotiva  con el himno de Ucrania que han entonado  Olga, una cantante ucraniana, junto con  los niños y niñas  que están pasando este verano en paz en la comunidad Valenciana.

EXPERIENCIA FELIZ PARA LAS FAMILIAS

Las familias comentan la buena  y humana experiencia que están viviendo con los menores que tienen acogidos en casa.

«Artem ha sido  un regalo en casa de este verano, y esperamos que sea de nuestra vida, porque  si quiere, estamos  dispuestos a que venga a casa cuando quiera, estaremos encantados. Ha sido un regalazo»  Lo dice Cristina, madre de acogida de  Artem que acaba de cumplir 12 años durante estos días . El pequeño que venía de un pueblo cerca de Kiev, » Se ha integrado perfectamente, y  a pesar de la barrera del idioma nos entendemos de maravilla , se siente como uno mas de la familia y nosotros también.  Es una experiencia fantástica, que nos aporta mucho, y ha hecho que volvamos a retomar actividades de familia juntos!» 

Rosa  es madre de acogida de Alona. Estoy super  contenta con ella, porque veo que es feliz. La nena no cuenta mucho, pero un día estábamos en la playa y vió un helicóptero y se asusto un poco. Le expliqué que no pasaba nada, y se quedó tranquila. Otro día estábamos en casa, y fuera había fiesta y sonaron cohetes, la niña se asustó un poco pero , pero por lo demás se le ha olvidado y esta bien. La niña se irá renovada, ha engordado dos kilos, come muy bien, y yo la veo super feliz» .

«AQUI NO TENGO MIEDO COMO EN UCRANIA. ESTOY MUY FELIZ Y QUIERO VENIR MAS»

Durante unos días Rosa también acoge en casa a la hermana de Alona, Anastasia, ambas de Ivankif . Anastasia  ha aprendido ya algo de español, suficiente para contar que  «Estoy muy bien, me gusta mucho,  no tengo miedo como en Ucrania, Me gusta ir a la playa, tengo muchas amigas, me encanta. Estoy muy feliz  Quiero venir mas «

Fotos Benito Pajares   

Rebeca, acoge en su familia a Antón de 9 años, de Ivankiv. Dice que es su primera experiencia como familia acogedora,  » Y es mas enriquecedora para nosotros. Son dos meses que son difícil de borrar lo que han pasado, pero están viviendo unas cosas  nuevas que espero les queden grabadas, para que puedan volver con mas fuerza».  Cuenta que Antón, el primer día que vio una avioneta volando, se paralizo y » nos explicó  como pudo en ucraniano y con gestos, que había visto armas, amputaciones, y  en su pueblo habían caído misiles aunque su casa está bien . La primera noche, mi hija me dijo que estaba en el suelo, acurrucado durmiendo debajo de la cama; imagino que era una pesadilla. Pero a a partir de ahí, borrón  y cuenta nueva y uno mas. Ahora esta relacionándose  con otros niños, en un campamento, piscina, playa, y él mismo ha dicho que en Septiembre le costará volver.»

Javi , es padre de acogida de Maxim. «No me imaginaba que iba a ser tan gratificante y tan positiva la experiencia, no solo para Maxim sino para mis hijos y toda mi familia.   Tiene 7 años igual que Jorge ,uno de mi hijos, y se hablan uno en español y otro en ruso, y se entienden de maravilla. El y mis otros tres hijos han decidido que duermen juntos en la misma habitación durante todo el verano y así lo están haciendo.  Viene de un pueblo cerca de chernobil y tuvo que salir de la ciudad  por los bombardeos hacia otro pueblo con su familia.  Es nuestra primera  experiencia como familia de acogida. Conocimos la necesidad   y nos decimos enseguida»

Eva, tiene acogido a Kiril,  que viene de la zona de Chernobil .» Al principio siempre con el traductor para comunicarnos, pero ahora ya esta aprendiendo algunas palabras en español. Pensábamos que tendía pesadillas por la guerra que ha vivido, pero no ha sido así. Nos ha contado que los tanques rusos entraron en su pueblo , y algunas casas están destruidas. Su familia pensó que era un lugar peligroso y se marcharon de allí. Su vida ha cambiado de la noche a la mañana, porque  allí estaba escondido y aquí se divierte y esta todo el día fuera en la playa, piscina, deportes»… 

Fotos Benito Pajares   

UN VERANO COMO EL QUE SE MERECE CUALQUIER NIÑO O NIÑA

Tras la jornada de convivencia, Clara Arnal , presidenta de Juntos por la Vida  cuenta que  «Ha sido un día precioso, en el que  nos hemos unido todos, unidos por la Paz, . Se cumplen 5 meses de la invasión y  no ha cesado el conflicto, siguen los miedos, las alarmas, los misiles destrozando casas, ciudades y vidas. Pero hoy aquí estamos celebrando algo muy diferente, la solidaridad, y la paz. Y celebrando que 100 niños y niñas que están pasando su verano aquí  en la Comunidad Valenciana, se han visto, han jugado juntos, y han deseado la paz con su amigos y sus familias, en un canto  final muy emotivo» Celebran que están pasando un verano como el que se merece pasando cualquier niño o niña»

Entre juegos, risas, piscina, paella, talleres, y mucha alegría ha discurrido esta jornada con  un deseo común,  la Paz  . «Un encuentro y un canto por la PAZ para Ucrania»

Fotos Benito Pajares   

www.juntosporlavida.org


¡¡Síguenos y te contamos nuestras actividades en los programas de acogida!!

Facebook: https://www.facebook.com/fundacionjuntosporlavida/

Instagram: https://www.instagram.com/fundacionjuntosxlavida/